Una ciudad resiliente
Capaz de adaptarse y crecer, sin importar los tipos de desafíos

Los cerca de 2,4 millones de habitantes del Distrito Metropolitano de Quito estamos expuestos a una amplia y creciente gama de amenazas (terremotos, erupciones volcánicas, inundaciones, violentas manifestaciones políticas, etc.). Esta exposición se agrava por estar distribuida de manera desigual, ya que el efecto es significativamente mayor cuando afecta a población vulnerable. Por otro lado, dentro del contexto político actual y debido a la desaceleración económica, el marco de resiliencia urbana deja de ser una aspiración y se convierte en una necesidad apremiante para garantizar el funcionamiento de la ciudad y la seguridad de sus habitantes.

El programa de 100 Ciudades Resilientes define la resiliencia urbana como la capacidad de individuos, comunidades, instituciones, negocios y sistemas dentro de una ciudad para sobrevivir, adaptarse y crecer, sin importar los tipos de desafíos, crónicos o agudos, que experimentan. Resiliencia es sobre sobrevivir y prosperar, sin importar el desafío.

La colaboración de la ciudad de Quito dentro del programa de 100 Ciudades Resilientes representa una oportunidad para compartir el conocimiento, técnicas y mejores prácticas para el desarrollo de la resiliencia dentro del contexto de una comunidad global de aprendizaje.

Durante los dos (2) años previstos de colaboración se contemplan las siguientes fases:

TALLER DE INICIO
CRO IDENTIFICADO
TALLER DE ARRANQUE DE ESTRATEGIA
EVALUACIÓN PRELIMINAR DE RESILENCIA
LANZAMIENTO DE ESTRATEGIA

Estamos en esta Etapa